Archivo de la etiqueta: madrid

¿Espacio para Medialab-Prado o para Telefónica?

Medialab-Prado, tal como se define en su página web, es

un laboratorio ciudadano de producción, investigación y difusión de proyectos culturales que explora las formas de experimentación y aprendizaje colaborativo que han surgido de las redes digitales.

La Serrería Belga
creative commons licensed ( BY-SA ) flickr photo shared by Medialab Prado

Estos días se está hablando mucho de él a causa de la petición, por parte de Telefónica al Ayuntamiento de Madrid, del espacio que ahora ocupa, en la Serrería Belga, reformado y rehabilitado en abril de 2013. Pero tras la lectura del artículo enlazado, más bien parece que Telefónica no busca el espacio, sino la comunidad creada entorno a él, aunque se niegue desde la propia corporación.

Almudena Moreno, responsable de Marketing y Comunicación Multicanal de Telefónica España, declaró esta semana que la empresa está interesada en la Serrería “por ser un espacio que contribuye de la manera más eficiente posible a los objetivos de Open Future”, una nueva herramienta para el emprendimiento que aglutina las demás iniciativas de Telefónica en el campo de las startups, como Wayra y Talentus. Fuentes de la compañía han desautorizado las declaraciones de Moreno, pero no han negado su interés en hacerse con el edificio.

Esta misma comunidad ha redactado un manifiesto (de forma colaborativa, utilizando una de las aplicaciones del estilo de las que comentábamos hace pocos días) en el que expone que:

MediaLab-Prado se ha inspirado en las nuevas prácticas colaborativas que surgen de las redes digitales, y ha sabido dar respuesta a dos de los grandes retos de nuestro tiempo: uno, acortar la distancia entre las personas y las instituciones, creando un estilo de cercana organización de la que sus usuarios se sienten parte. Y dos, a conectar e integrar distintos ámbitos y practicas del conocimiento, desde el artístico al tecnológico, y desde el académico al amateur, pasando por el activista y el hacker.

Se destaca el carácter abierto, transparente y libre del proyecto, siguiendo un formato de red distribuida, en el que se busca provocar un pensamiento alternativo al institucional, imaginando/inventando/construyendo un nuevo futuro/presente y que toma en consideración el principio de acción-reflexión que hace recordar a la pedagogía de Paulo Freire. Sorprende, eso sí, que el Ayuntamiento de Madrid apueste tan poco por promocionar y potenciar un proyecto ampliamente conocido y reconocido a nivel internacional y que permita olvidar otros momentos de vergüenza colectiva.

creative commons licensed ( BY-SA ) flickr photo shared by Medialab Prado

Medialab-Prado se ha convertido en el “no lugar” del que hablaba Marc Augé, ejemplo de la “aldea global” de Marshall McLuhan, completada la transformación en “sociedad red” que propuso Manuel Castells.

En este contexto, el error estratégico de Telefónica al confundir una comunidad con el espacio físico que ocupa llama todavía más la atención al tratarse de una empresa tecnológica y de telecomunicaciones, puesto que debería entender mejor que otras estas cuestiones. En el artículo de El País antes referido se explica que por parte de Medialab-Prado se ha propuesto a Telefónica compartir el espacio en la misma forma que se comparte con otras empresas, con otros proyectos, con otros ciudadanos, con otras investigaciones, con otras propuestas culturales. Tal vez la comunidad que conforma Medialab-Prado sería la misma en cualquier otro espacio, más complicado sería que se mantuviera esa misma comunidad si el liderazgo pasara a manos de Telefónica.

El diálogo (¿o el no-diálogo?) a tres bandas entre los afectados lo que muestra es dos formas diferentes de entender y dar sentido a la comunicación y a la construcción social: la horizontalidad frente a la verticalidad.

Anuncios